Luis Lafferriere
2002-07-01
  "Cambiar algo para que nada cambie"
 Ante el fuerte cuestionamiento de la sociedad argentina a la "clase política", y frente al masivo pronunciamiento de las movilizaciones que se producen en todo el territorio nacional, que reclaman de "que se vayan todos", se reflexiona acerca de las reales posibilidades de modificaciones sustanciales en el rumbo del proceso que vive la Nación. Más allá de los cambios en el discurso y en los posibles nombres que ocupen cargos en el gobierno, se sostiene que no habrá cambios sustantivos sin un programa de gobierno que contemple el interés de la Nación y el bienestar de sus habitantes, que se apoye en una mayor participación y protagonismo popular.