Noticia
Agroquímicos: juzgan a un productor por homicidio culposo
  Paraná,27/11/16
   Imprimir esta noticia
  En 2011, un chico de cuatro años murió por un edema pulmonar; un fiscal lo atribuye a una intoxicación con un plaguicida

Fernando Massa LA NACION SÁBADO 26 DE NOVIEMBRE DE 2016

GOYA, CORRIENTES.- Se trata de un caso inédito en el país. Por primera vez se lleva a cabo un juicio oral donde se debate la responsabilidad penal de un productor hortícola por la muerte por intoxicación con agroquímicos de un chico de cuatro años y las lesiones de una niña de cinco.

El hecho ocurrió el 30 de marzo de 2011, en el paraje Puerto Viejo, en Lavalle, Corrientes, en una chacra de tomates y hortalizas a cargo del productor Ricardo Nicolás Prieto, hoy imputado por homicidio y lesiones culposas. Según consta en el requerimiento de elevación a juicio, para el fiscal de la causa Guillermo Barry, Prieto "desplegó una conducta negligente" cuando, sin controlarlo personalmente, hizo fumigar esas plantaciones por sus operarios con las cortinas de los invernáculos levantadas, lo que permitió que los tóxicos del plaguicida endosulfán se propagaran por la acción del viento hasta un terreno lindero donde jugaban Santiago Nicolás Arévalo, de cuatro años, y su prima Celeste Estévez, de cinco.

Nicolás murió días después en un hospital de la ciudad de Corrientes, y su prima tuvo que ser trasladada al hospital Garrahan donde permaneció internada y bajo tratamiento durante tres meses. "[Celeste y Nicolás] inhalaron dichas sustancias tóxicas, provocando en la menor lesiones de carácter gravísimas y en el menor edema agudo de pulmón producido por intoxicación con plaguicida órgano clorado alfaendosulfán, lo que ocasionó el deceso del niño conforme se acredita con certificados médicos, historias clínicas, informes químicos, resultados de autopsia y certificado de defunción", sostiene la requisitoria fiscal.

El juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Penal de la ciudad de Goya comenzó el lunes pasado. El veredicto estaba previsto para ayer, pero el Tribunal decidió posponer los alegatos para el próximo 5 de diciembre "por la complejidad de la causa". La figura de homicidio culposo prevé una pena de seis meses a cinco años de prisión.

El agroquímico endosulfán es un insecticida cuya elaboración, formulación, comercialización y uso fue prohibido por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) desde el 1° de julio de 2013. Para ese entonces ya había sido propuesta la eliminación de su uso en la Unión Europea y por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, entre otros. Según consta en las consideraciones del laboratorio químico forense agregadas a la causa, el endosulfán es un agroquímico moderamente peligroso, que es muy tóxico si es inhalado.

"En la autopsia está probada la exposición aérea y la inhalación de un producto que hoy está prohibido en todo el mundo. Hallaron órganos clorados de alfaendosulfán. Y hay que tener en cuenta que la víctima pesaba sólo 16 kilos en ese momento", dijo a LA NACION Julián Segovia, abogado de la familia del fallecido Santiago Nicolás Arévalo y que forma parte de la ONG Red Infancia Robada.

Segovia afirmó que se trata del primer caso donde hay una acusación por homicidio y lesiones por intoxicación con agroquímicos que llega a juicio oral y que, de haber condena, marcaría un precedente. "Nosotros vamos a pedir una condena de cumplimiento efectivo porque el acusado sigue fumigando, y no ha cambiado la forma de hacerlo. No le bastó la muerte de un niño y la intoxicación de otra", dijo. Por su parte, el abogado defensor Diego Brest dijo a LA NACION que están a la expectativa de la absolución de Ricardo Nicolás Prieto: "Hay un error muy grande en el protocolo de autopsia. Entendemos que el problema arranca de la falta de conocimientos específicos de toxicología en el Cuerpo Médico Forense de Corrientes. El hallazgo médico forense no tiene mérito suficiente para concluir la causa de muerte", dijo.

En ese sentido, sostuvo que al tratarse "de un producto moderadamente tóxico", debe haber una presencia muy consistente para derivar en una intoxicación aguda" que cause la muerte de un chico y deje al borde de la muerte a otra. Y que si bien se halló en lo cualitativo, en lo cuantitativo lo considera imposible por ser escasa la cantidad. "Por eso nos resulta imposible que la muerte sea por esta causa".
Por esa razón, apenas comenzó el juicio oral, la defensa solicitó la nulidad de la autopsia, lo cual fue revocado por el tribunal. La defensa considera que el agente tóxico habría sido una planta, la Cassia occidentalis, que crece en la zona, y que los chicos podrían haber ingerido.


   Imprimir esta noticia
VOLVER
 
Buscar...
Estadística Mapa de Sitio  

Home | Links de Interés | Contacto |

www.porunaeconomia.com.ar
info@porunanuevaeconomia.com.ar