noticia
Ley de Medios Que en Paz Descanses
  Parana,07/04/16
   Imprimir esta noticia
 
Sin embargo, la ley nunca se aplicó como corresponde, ya sea por desidia, negligencia o falta de voluntad política, revelando que en esencia su mero enunciado fue una farsa total, que como tal, terminó sucumbiendo anoche, sin pena ni gloria.
Con el tiempo y el desmanejo, quedó en claro que ese demasiado pretencioso slogan iniciático, en el fondo no fue el objetivo principal que perseguía el poder de turno para impulsarla, sino lisa y llanamente, voltear al Grupo Clarín pero manteniendo (o más bien empoderando) a los otros oligopolios que les eran funcionales, usando además los medios públicos con esa finalidad.

Pretendían incluso, como parte de sus negociados particulares, meter cuestiones tan escandalosas y abusivas como el triple play, que a duras penas logramos bajarlo antes de que la aprobaran. Igual, el triple play, a pesar de que es ilegal, hoy se comercializa masivamente como si nada, habiendo contado para ello con su complicidad y autorización, lo cual también es una prueba de esa misma farsa.

El objetivo que tenían ellos, voltear o desguasar al Grupo Clarín no lo cumplieron; el objetivo que teníamos nosotros, la democratización de los medios, menos que menos aún, porque como aquel era su objetivo principal, dejaron para después lo que para ellos no era relevante y así, el tiempo fue pasando... Con esto queda en evidencia que para ellos eso era tan sólo una cuestión enunciativa, meramente decorativa, una consigna oportunista destinada exclusivamente a atraer adhesiones.

Los únicos medios sin fines de lucro que recibieron licencias fueron aquellos que estaban alineados y/o que no se metieron con los negocios del poder y el despojo al pueblo, con lo cual queda claro que algunos usaron la chapa de "medios comunitarios" pero jamás la llevaron a la práctica, ya que en esencia, estuvieron directa o indirectamente del lado de ese poder corporativo para manotear alguna migaja en esa desigual repartija.

El resto de esos medios, los verdaderamente comunitarios y populares, fueron simplemente ignorados o ninguneados, y en algunos casos también perseguidos, invadidas sus frecuencias e incluso clausurados, con el robo de sus equipos por parte de las fuerzas represivas del estado, o incendiados.

De las aproximadamente 80 radios comunitarias que alguna vez me entrevistaron, a muy pocas les fueron otorgadas su licencia, a pesar que la ley estuvo 7 años vigente.

Ni siquiera ellos cumplían con la ley que ellos mismos escribieron: Sabbatella, además de ser un veleta y un corrupto, no reunía las condiciones mínimas de idoneidad y formación académica fijadas por la ley para estar al frente del AFSCA y aún así lo pusieron y lo bancaron, incluso cuando ya había sido removido. Además, ese organismo debía ser autárquico, según la ley, sin embargo, nunca lo fue, ya que durante toda su existencia estuvo siempre al servicio del poder de turno.

La Ley de medios tenía cosas muy buenas, pero lamentablemente eran apenas el adorno descartable de la torta que ellos solitos y a puertas cerradas pretendían cortar y repartir (¿a eso le llaman "democratización"?).

En vez de democratizar, se dedicaron todos estos años a dirimir el negocio de los medios corporativos, empujando la balanza hacia una de las facciones del poder en pugna (la de ellos) y no hacia los intereses del pueblo. Y así les fue... Y así nos fue...
http://www.enredando.org.ar/…/comunicado-de-la-red-naciona…/

Evidentemente lo que viene es peor, pero espero que de ahora en más, aprendan de una buena vez, con estas duras lecciones dadas por los hechos consumados, que no se puede construir poder popular dejando todo en manos del propio poder corporativo que dicen confrontar.
Federico Soria 7 de abril del 2016.
   Imprimir esta noticia
VOLVER
 
Buscar...
Estadística Mapa de Sitio  

Home | Links de Interés | Contacto |

www.porunaeconomia.com.ar
info@porunanuevaeconomia.com.ar