noticia
Milagros Sala Distinguir la paja del trigo.
  Parana,12/01/16
   Imprimir esta noticia
 
Primera cuestión: repudio a la decisión judicial.

La detención de Salas se fundamenta en que actuó instigando a cometer delitos y por haberse alzado contra una decisión gubernamental. La prueba del delito es la acción de Salas de organizar y llevar adelante el acampe en una plaza pública (delito de sedición o instigación pública), con motivo de reclamar contra una medida oficial que cambia la forma de organizar la entrega de las cooperativas de trabajo (alzarse contra una decisión gubernamental).

Al margen de la razón que motiva esa lucha (con algunas cuestiones más que discutibles), la acusación y la detención de Salas es una aberración judicial que viola los legítimos derechos humanos a reclamar en democracia, y es un antecedente nefasto que debería ser repudiado por toda la sociedad. Ese mismo argumento podría ser aplicado a cualquier luchador o movimiento social que de manera pacífica reclame por sus derechos, aunque tenga sobrados motivos para hacerlo (en defensa de la salud, el trabajo, la integridad, el ambiente o la vida). En tal sentido, comparto las múltiples expresiones que critican y se oponen a la detención con semejantes fundamentos antidemocráticos y autoritarios.

¿Se imaginan a los compañeros de AGMER reclamando de manera pacífica por sus legítimos derechos, en marchas callejeras o acampes frente a la casa de gobierno, por una causa más que justa (los sueldos misérrimos que reciben del gobierno kirchnerista de nuestra provincia), y que aceptemos que sean acusados, detenidos y procesados por el delito de sedición? ¿Se imaginan a los compañeros de ATE con los mismos reclamos, o a los compañeros ya jubilados pidiendo un haber digno para sobrevivir ante un costo brutal de los bienes esenciales para su salud o su vida, y que puedan ser acusados igualmente? ¿Se imaginan a los compañeros de los movimientos sociales que se movilizan en defensa del ambiente y la vida, en contra de las decisiones gubernamentales de meter el fracking en nuestro territorio provincial, para destruir nuestros acuíferos, y que sean acusados de sediciosos por ejercer un legítimo reclamo?

En esta cuestión, no tengo la más mínima duda sobre la conducta correcta de los ciudadanos y sus organizaciones: repudio a la decisión judicial y reclamo para el cese inmediato de la detención por esas causas.

Segunda cuestión: manejo corrupto, clientelar y patoteril de fondos públicos.

Sucede también que ante la detención de Salas han salido al ruedo numerosas organizaciones kirchneristas que durante años avalaron la represión institucional, los castigos y la persecución a militantes populares, la aplicación sistemática de medidas de entrega de nuestros bienes comunes, la corrupción ad infinitum de gran cantidad de altos funcionarios públicos, y lo hacen reivindicando el accionar de la detenida y el de sus propias organizaciones.

No sólo eso, sino que intentan poner como ejemplo a destacar a las acciones corruptas, patoteriles y agresivas que llevó adelante Milagros Salas y su organización contra ciudadanos, militantes y movimientos sociales que no se sometían a su control y dominio. Con el manejo operativo de una aparato clientelar que contaba con el apoyo de los gobiernos kirchneristas de Jujuy y de la nación, con multimillonarios fondos públicos que manejaba sin control y de manera discrecional, con un numeroso grupo de patoteros armados que imponían las condiciones de su dominio a propios y extraños que se le oponían, Milagros Salas no sólo trabajó para fortalecer y legitimar la partidocracia corrupta, sino que aprovechó esa situación para acumular dinero en su propio y particular beneficio.

Algunas opiniones de militantes populares que reclaman por el cese de la detención de Milagros Salas, son sin embargo claras y contundentes a la hora de calificar el sucio y brutal accionar corrupto y patoteril que desplegó durante años de pleno dominio K en su provincia y en todo el país.

Así, por ejemplo, Milton Urtado, quien preside una cooperativa que no aceptó la sumisión al manejo de Milagros Salas, expresó que “la líder de Tupac Amaru manejaba los municipios, la policía y la salud, y que frenaba la ayuda social a otras agrupaciones”. Ellos recibieron amenazas para asociarse a la organización de Salas, pero se opusieron, por lo que fueron discriminados por la ayuda oficial que manejaba la titular de Tupac Amaru. /1

Por su parte María del Carmen Verdú, una de las principales referentes de la lucha contra la represión institucional, además de expresar su repudio a las causas que llevan al juez a detener y acusar a Milagros Salas y reclamar la inmediata libertad, es muy clara en su condena a la dirigente de la organización Tupac Amaru.

“Hemos denunciado de manera vehemente desde Correpi las actitudes patoteriles que ha tenido la Tupac Amaru en más de una oportunidad acallando a agrupaciones de izquierda, manejando prácticamente un Estado paralelo en la provincia de Jujuy con una política francamente clientelar y denigrante para sus propios seguidores por el tipo de coptación económica que realizan. Eso es indiscutible”. /2

Con igual claridad pero mucha más precisión y detalles se expresa el militante popular e integrante de la Gremial de Abogados, Eduardo Soares.

“Uno repudia todo tipo de detención que se produzca por motivos políticos y, en especial, cuando es consecuencia de ejercer el legítimo derecho de reclamar. En ese contexto, la detención de Milagro Sala no me gusta, como no me gusta cualquier otra detención y he estado a la cabeza de las defensas cada vez que me lo han solicitado”, señaló Soáres; para luego expresar su posición política sobre la actitud de la dirigente de la Tupac:

“Llamaría a la reflexión, a todos nosotros, a los que hoy (por el lunes) marcharon, a los que se solidarizaron, porque a Milagro Sala yo la he visto. Yo he marchado con el Perro Santillán y con los obreros del SEOM y he visto las patotas y bandas policiales reprimir a los obreros del SEOM y entre policías uniformados los infiltrados de la Milagro Sala”. El abogado de La Gremial de Abogados recordó que en una de esas represiones un obrero perdió un ojo.

“Milagro Sala no es una dirigente compañera, es una dirigente de la derecha kirchnerista y de lo peor de esa derecha. Una dirigente que ha reprimido a los sectores populares de Jujuy. Sería bueno que al cortar esta comunicación y antes de recibir las puteadas de alguno lo llamen al Perro Santillán, que tiene muchísima más autoridad que yo para hablar de Milagro Sala”, expresó citando al referente de la Tupaj Katari, agrupación enfrentada con la de Sala.

Soares reiteró que Sala es repudiable, “pero no por lo que la burguesía macrista dice, no por lo que el gobierno dice, que hace tumulto porque acampa. Es más, ni siquiera por lo que el gobierno de Macri dice y quizás hasta pueda probar del robo de 30 millones de pesos. No es lo principal. Yo he visto que efectivamente vive en una mansión Milagro Sala, no es una india pobre como dicen los kirchneristas”.

Agrega también que no sólo Sala tuvo esa conducta dentro del kirchnerismo sino muchos otros grupos que hoy la apoyan. “La Cámpora, han sacado con la gendarmería a los qom y pegarle incluso a Nora Cortiñas. Muchos de los que ahora marchan por Milagro Sala. No los vi cuando al compañero le vaciaron un ojo. No vi a ninguno solidarizándose con el Perro Santillán”.

Según informó Soares para evidenciar que la judicialización de la protesta data de hace tiempo, “en el SEOM hubo compañeros prófugos, muchos detenidos, el Perro entre ellos. No es el que la Milagro Sala no se adhirió a pedir la libertad: fue parte de esas represiones. Vuelvo a aclarar que no estoy de acuerdo con ninguna detención y menos por las causas que le imputan a Sala. Ahora, muchachos, compañeros que hoy marcharon, no los vi en estos 12 años”. /3

En síntesis, creo que las luchas que llevamos adelante numerosas organizaciones y movimientos sociales, las movilizaciones y reclamos de distintos sectores populares en contra del proyecto dominante, neocolonial, extractivista depredador de saqueo y corrupción, no pueden confundirse con el accionar clientelar, corrupto y patoterial de Milagros Salas y la Tupac Amaru que le responde.

No recibimos nada del poder, no avalamos las políticas entreguistas y corruptas ni del kirchnerismo ni del macrismo, y aspiramos a una profunda transformación social, para construir otra sociedad, más humana, igualitaria, sustentable y en armonía con la naturaleza, lo que está en las antípodas de eso que buscan reivindicar.

Cordiales saludos.
Luis Lafferriere (*) – Paraná, 23 de enero de 2016.-

(*) Integrante de la Junta Abya Yala por los Pueblos Libres y de varias organizaciones sociales de la provincia de Entre Ríos / Docente universitario y director del Programa de Extensión “Por una nueva economía, humana y sustentable” de la carrera de Comunicación Social de la UNER.
   Imprimir esta noticia
VOLVER
 
Buscar...
Estadística Mapa de Sitio  

Home | Links de Interés | Contacto |

www.porunaeconomia.com.ar
info@porunanuevaeconomia.com.ar