Comunicado
La mala fe de un periodismo berreta
  Paraná,03/03/12
   Imprimir esta noticia
  Si bien los momentos que vivimos no son muy generosos en la existencia de periodismo de investigación, de periodismo de calidad y mucho menos de periodismo crítico, debemos hacer referencia a un ejemplo de periodismo berreta, que sin chequear fuentes de información, sin pedir información en donde corresponde, y carente de toda formación elemental, llega a hacer afirmaciones e interpretaciones que lindan con la mala fe.

En este caso, debemos referirnos a un burdo ataque hacia nuestro Observatorio Comunicacional, ahora más abiertamente (antes se hizo de manera solapada), de parte de un señor Malvasio, quien luego de la aclaración que realizamos por una falsedad anterior donde refutamos cada palabra que él publicara, vuelve a ratificar la falsedad y pretende desviar los puntos que respondimos oportunamente.

En el primer caso, en una nota sobre otra cuestión sólo dedica un párrafo al Observatorio y comete cinco errores gruesos. Lo denomina mal, se equivoca respecto de sus impulsores, lo mismo entre quienes lo llevaron adelante, miente acerca de una supuesta pelea, y niega falsamente que se haya difundido algún trabajo sobre la ley de medios. Para quien no haya leído nuestra respuesta anterior, va adjunta a la presente la nota de referencia.

Cuando reiteramos cómo se conformó y comenzó a funcionar el Observatorio, dijimos que eso puede constatarse en la página correspondiente (dijimos textual: “se puede constatar el documento fundacional y los primeros integrantes”), donde existen algunos de los varios documentos que elaboramos y difundimos. No afirmamos nunca que ahí estaba todo lo que hemos hecho, sino que agregamos que los detalles de las actividades desarrolladas año a año desde su formación están en cada informe presentado a las autoridades de la facultad.

Cualquier periodista con algo de práctica y de ética (aunque carezca de formación) ante lo que aclaramos debería haber acudido a esos informes oficiales o a los integrantes del Observatorio, o chequeado en otros formatos que hemos desarrollado en los últimos años (como los dos blogs - observatorio-comunicacional.blogspot.com y observatoriouner.blogspot.com- y el facebook) para tener más detalles. Pero optó por el camino trillado de leer de manera tergiversada nuestra respuesta, no informarse ni investigar, mirar la realidad con un ojo tuerto y volver a ratificar lo que quedó demostrado como falso en nuestra respuesta.

Si hubiera ingresado al blog, acudido a los informes oficiales o nos hubiera solicitado información, se habría enterado de muchas actividades de nuestro Observatorio Comunicacional, luego de sancionada la nueva ley de medios, como la participación en varios eventos en distintos medios (radios y TV), en facultades y colegios secundarios de Paraná, (charlas, mesas debates, etc); donde expusimos nuestra postura independiente de la falsa antinomia Clarín vs Gobierno, donde a ninguno de los dos les preocupaba ni les preocupa la violación sistemática de la libertad de expresión en la Argentina.

Sabría también de la presencia que tuvimos en la UNL con una ponencia en el XI Congreso Iberoamericano de Extensión Universitaria el pasado mes de noviembre en Santa Fe, siendo la única presencia de toda la UNER en el encuentro de Observatorios Universitarios (en el cual estuvieron presentes 10 observatorios del país y algunos de Brasil); o la selección de nuestra ponencia por los organizadores de un encuentro internacional de comunicación a realizarse en junio en Santiago de Chile (donde se rechazaron centenares de otras propuestas).

Además de la falsedad al cuadrado del pretendido periodista, incurre en nuevas falsedades y razonamientos absurdos, para tratar de salvar al menos alguna de las falsas afirmaciones iniciales. Como no tiene ningún fundamento para explicar lo que decía en su nota anterior, de que tres profesores se terminaron peleando por diferencias políticas, ahora afirma que “con un llamado telefónico se puede revelar el misterio y escribir una nota periodística” (como no aclara con quién habló ni de qué habló, habrá que hacer uso de la imaginación para saber cómo se enteró de cosas que ni nosotros sabíamos).

Finalmente, en los últimos párrafos de su nota, además de sumar nuevas falsedades deja entrever los reales motivos de su burdo ataque: dice que el profesor Lafferriere se expresa en el foro de “Uner debate”, y concluye textualmente que “en el caso de Lafferriere no es necesario acudir al espacio universitario para saber de su identificación política”.

Descubrió la pólvora! Tenemos identidad política! Y además, es una identificación crítica de los poderes económicos y políticos a su servicio! Bingo, ese el problema real, que no se anima a expresar abiertamente!

Precisamente, si lo que molesta al pretendido periodista es la supuesta identificación política del profesor Lafferriere, debería tener una pizca de honestidad intelectual y decir que toda la falsedad en la que incurre es porque le molesta esa supuesta identidad, que ni siquiera la aclara.

Concluye la nota diciendo que “lo interesante sería poder acceder a los documentos, investigaciones y relevamientos que realiza el Observatorio y acercar, de esa manera, la sociedad a la universidad”.

Aprovechando entonces ese supuesto interés en conocer todo lo que venimos haciendo (y si no le alcanza lo que tenemos en el sitio web y en los blogs), le reitero que puede pedir cada uno de los informes presentados a la Facultad año a año, donde figura una síntesis de las actividades. En nuestra respuesta anterior decíamos que “desde el Observatorio Comunicacional quedamos a disposición para ampliar la información que necesiten”. Hasta ahora nunca se comunicaron con nosotros.

Además, si le parece que no acercamos la universidad a la sociedad, lo invitamos a que nos solicite esa información, y de esa manera en lugar de publicar falsedades podrá publicar las innumerables acciones que venimos realizando desde hace muchos años de manera voluntaria y ad honorem, con vinculación a numerosas entidades y organizaciones sociales, incluyendo miles de asistentes que cada año participan en nuestros cursos, talleres, seminarios, ciclos de cine-debate, etc (en archivo adjunto va la información de las acciones más importantes que desarrollamos el último año, como muestra de lo que afirmamos).

En síntesis, una nueva categoría de periodismo berreta se despliega en contra de quienes a puro pulmón y con absoluta honestidad intelectual vienen sosteniendo una postura crítica, de independencia política, y que no se ponen al servicio de ningún poder ni reciben ni un centavo de nadie. Eso molesta a los que mandan, y eso hace escribir falsedades a los que se ponen a su servicio.

Luis Lafferriere 3/3/2012 –
Programa Extensión Por una nueva economía, humana y sustentable. Facultad de Ciencias de la Educación - UNER

P/d: la nota de referencia está encabezada por un título: “Desconcierto”. En realidad es lo único genuino de la misma, ya que el texto revela el desconcierto del autor ante la falta de argumentos para atacar seriamente a nuestro Observatorio Comunicacional.

NOTAS RELACIONADAS:
Aclaración sobre nuestro Observatorio Comunicacional
Actividades realizadas en los últimos doce meses
   Imprimir esta noticia
VOLVER
 
Buscar...
Estadística Mapa de Sitio  

Home | Links de Interés | Contacto |

www.porunaeconomia.com.ar
info@porunanuevaeconomia.com.ar